Antes mis uñas se rompían mucho, después que hice esto ahora crecen fuertes, sanas y rápido!

Si notas a tus uñas débiles y siempre terminan rotas, este artículo es para ti. Es bastante habitual en las mujeres que las uñas se vuelvan quebradizas, con un color amarillento y frágiles lo que nos impide lucir nuestras manos como nos gustaría.

Es por eso que te mostraremos algunos trucos que debes tener en cuenta si quieres fortalecer tus uñas y hacer que se luzcan bellas y saludables.

Trucos sencillos para nutrir y cuidar de nuestras uñas

1-. Baño con aceite de oliva o de ricino.

El aceite de oliva de los productos naturales más saludables y fáciles de conseguir, al contener vitaminas es perfecta para hacer que las uñas frágiles se vuelvan más fuertes. Solo debes colocar una pequeña cantidad en un recipiente donde puedas mojar un algodón el que luego pasaras por cada una de tus uñas dejándolo por un periodo de 20 minutos.

Luego lava tus manos utilizando un jabón suave. Debes realizar este procedimiento unas 3 veces por semana y notarás un gran cambio! Una alternativa al aceite de oliva es el aceite de ricino que ofrece también muy buenos resultados.

2-. Vitamina E

La vitamina E no solo es indispensable para lograr fortalecer diversas partes del cuerpo como el cabello, los huesos y también las uñas. Es hidratante, protege a nuestra piel de los radicales libres. La mejor forma de comprarla es en cápsulas que se venden en tiendas naturales y en farmacias. En este caso solo necesitaremos una cápsula la cual volcaremos dentro de un esmalte transparente. Luego pinta tus uñas con el mismo y notarás cómo además de quedar realmente bellas tus uñas se lucirán más fortalecidas.

3-. El truco del ajo

El ajo es reconocido por su gran cantidad de propiedades, utilizando desde hace cientos de años como un remedio natural, es anti-bacteriano por lo cual protege a las uñas de cualquier hongo que pudiera atacarlas y también de las sustancias tóxicas. Para utilizarlo debes cortar un diente de ajo a la mitad cada noche y frotarlo suavemente sobre cada una de tus uñas, incluyendo a las cutículas. Para quitar su olor luego debes lavarte con un jabón suave o de bebé.

4-. Truco para que tus uñas crezcan fuertes

En este caso te mostraremos una mascarilla que puedes colocar en tus uñas y lograr que crezcan fuertes y saludable. Debes comenzar por colocar en un bol una yema de huevo, cinco cucharaditas de leche, una cucharadita de papaya y unas gotas de jugo de limón. Cuando la mezcla quede bastante homogénea debes colocar dentro de ella a tus dedos por un periodo de 10 minutos. Se sugiere repetir este proceso dos veces a la semana para que haga efecto.

5-. Cola de caballo

Esta planta cuenta con una gran cantidad de propiedades, contribuye al cuidado de las añas, las fortalece, nutre y endurece. Solo debes poner a hervir unas 3 o 4 ramitas de cola de caballo en un taza de agua. Una vez que reposen allí por unos cuantos minutos y que la infusión se encuentre fría debes sumergir tus dedos por un periodo de unos 15 minutos y los resultados serán maravillosos! Repite dos veces a la semana.

6-. Limón y aceite de almendra

Comienza licuando medio limón y agrégale una cucharada de azúcar, pon la preparación en un recipiente donde puedas sumergir a las yemas de tus dedos por un periodo de unos 10 minutos. Cuando quites tus manos del recipiente frota un algodón humedecido en aceite de almendras por cada una de tus uñas.

7-. Truco para emblanquecer las uñas 

Un síntoma de que las uñas no están para nada sanas es que presenten un color amarillento. Una forma de recuperar su color natural es sumergirlas en vinagre blanco por un periodo de unos 5 minutos. También puede ayudarte frotar un algodón humedecido en agua oxigenada.

8-. Consejos para que tus uñas estén sanas y cuidadas

  • Intenta no morder tus uñas ya que harás que se vuelvan débiles y que luzcan descuidadas. Además puede ser peligroso ya que al colocarlas en tu boca puedes contraer enfermedades.
  • No utilices demasiado los esmaltes, las uñas necesitan de vez en cuando respiro. Por eso intenta pintarlas durante algunas semanas y otras no.
  • No las utilices para realizar cosas que no deberían, como rascarte abrir recipientes, etc, ya que pueden dañarse.
  • Utiliza guantes cada vez que tengas que lavar platos o utilizar productos con sustancias químicas como suavizantes, jabones, etc.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!