Cómo eliminar el pie de atleta de forma rápida y efectiva

El pie de atleta es una infección provocada por hongos o levadura. En término médico es tiña podal. El pie de atleta ocurre cuando un cierto hongo o levadura prolifera sobre la piel de sus pies.

Aparte de los dedos de los pies, también puede salir en los talones, las palmas de las manos y entre los dedos de las manos. El pie de atleta es el tipo más común de infecciones por tiña.

El hongo sale en zonas húmedas y cálidas. Uste tiene mayor riesgo de contraer esta infección si usted usa zapato cerrado, mantiene sus pies húmedos por mucho tiempo y si tiene una lesión menor en la uña o en la piel.

El pie de atleta es contagioso y se puede transmitir por contacto directo o por artículos tales como calcetines, calzados y superficies de duchas o piscinas.

Remedios naturales para eliminar el pie de atleta

Agua con sal: Remoja tus pies en una solución hecha con ocho cucharaditas de sal en un cuarto de galón de agua caliente. Deje los pies durante 15-20 minutos bien sumergidos.

Luego seque muy bien sus pies, y coloque una gasa, unas medias (calcetín) y duerma así. Esto ayudará a que el ambiente donde vive el hongo muera. Este remedio no debe ser usado si usted tiene úlceras abiertas o heridas en los pies.

Bicarbonato de sodio: Agregue un poco de agua a una cucharada de bicarbonato de sodio para hacer una pasta.

Úntese la mezcla entre los dedos de los pies y el área afectada. Deje actuar por unos minutos, y después enjuague con agua tibia y seque muy bien.

El bicarbonato de sodio es muy bueno para curar el pie de atleta, ayuda a deshacerte de la humedad en los pies y neutraliza el nivel de Ph de la piel.

Vinagre y miel: Las propiedades ácida que contiene el vinagre ayuda a matar el hongo y a bajar el nivel alcalino que se encuentra en la piel, el vinagre también ayuda a extraer la humedad extra de sus pies, lo que ayuda y acelera el procedo de curación. Se ha comprobado que la miel sin procesar  y turbia tiene propiedades antimicóticas.

Lo que debes hacer es mezclar cuatro cucharadas de miel con una de vinagre de manzana, aplicarla sobre el área infectada y déjala reposar entre 15-20 minutos. Luego lava y seca muy bien el área.

Ajo: En las investigaciones ha encontrado que el ajo tiene un compuesto llamado ajoeno, que actúa como antifúngico natural y agente antibacteriano.

Lo que debes hacer es machacar un diente de ajo y añadir de dos a tres gotas de aceite de oliva para hacer una pasta, luego aplicar la mezcla sobre el área afectada y dejar actuar de 20-30 minutos; y por último debe lavar el área con agua tibia y jabón antifúngico. Asegúrese de secar muy bien el área.

Últimos consejos

  • Mantenga los pies limpios y secos, en especial entre los dedos.
  • Use calcetines (medias) limpios de algodón. Cámbiese las medias, tan frecuente como sea necesario para mantener sus pies libre de humedad.
  • Trate de lavar sus pies con agua y jabón por lo menos dos veces al día y seque muy bien la zona.
  • No camine descalzo en área públicas, siempre use unas sandalias en piscinas y duchas.
  • Use polvo antimicóticos o talcos de secado para evitar el pie de atleta si tiende a presentarlo muy a menudo.
  • Saque sus zapatos al sol para secar la humedad y matar las bacterias.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!