Esta planta limpia el aire de tu casa, ideal para limpiar los pulmones de nicotina y eliminar flemas

El potus es una de las plantas decorativas que más está presente en la mayoría de los hogares. Esto es así debido a que su aspecto es muy bello, nos ayuda a darle vida al hogar y, principalmente, es de muy sencillo mantenimiento.

Pero lo que muchas personas no saben es que esta maravillosa planta también se puede utilizar para purificar el aire de nuestras casas y para tratar ciertas condiciones de salud.

El potus ayuda a la purificar el aire y combatir ciertas enfermedades

El potus, también conocido como poto, es una planta colgante que nos ayuda a mantener el aire puro y a combatir los problemas oculares como el glaucoma, las cataratas o la hipertensión ocular. Su nombre científico es Scindapsus Aureus y se caracteriza por sus gruesas hojas verdes con pequeñas manchitas.

Debido a que se mantiene en una temperatura de entre 17 y 24 grados suelen sobrevivir en el interior de la casa. Debes de tomar en cuenta que en ningún caso debe ingerir esta planta debido a que es peligrosamente venenosa. Los beneficios que te enseñaremos en este espacio se obtiene únicamente dejando a la planta reposar en un lugar del hogar.

Potus para purificar el aire

Un estudio reciente revelo que esta planta ayuda a eliminar los restos de formaldehído que se alojan en el ambiente. Esta sustancia tóxica está presente en los lugares que han sido pintados o amueblados últimamente.

Asimismo, el potus posee propiedades que ayudan a purificar el aire del monóxido de carbono y el benceno, a la ves que permite eliminar los malos olores.

Lo más recomendable es que ubiques esta planta en la zonas que son más comúnmente contaminadas como el cuarto de baño o la cocina.

Potus para combatir los ojos irritados

Hoy en día la gran mayoría de las personas padecen de ojos irritados debido a la gran cantidad de tiempo que pasan frente al ordenador. Sin embargo, el potus es beneficioso para lograr aliviar esa irritación y para prevenir la aparición de glaucomas y cataratas. A continuación te mostraremos los pasos que debes seguir para obtener sus beneficios:

1-. Limpia las hojas del potus con un paño para eliminar todos los restos del polvo, pero ten en cuenta que no debes arrancarlas sino dejarlas ahí en la planta.

2-. Luego siéntate de forma relajada frente al potus y coloca suavemente una hoja sobre cada uno de tus ojos cerrados. Lo mejor es que ubiques cerca una mesa o algo para poder apoyar tus codos así evitas tensionarte.

3-. Quédate en esa misma posición entre un periodo de 3 y 5 minutos. Procura no apretar tus ojos puesto que debes alcanzar un estado de relajación.

4-. Posteriormente abre bien despacio y podrás notar rápidamente cuánto más aliviados estarán tus ojos.

5-. Repite este proceso todas las veces que lo consideres necesario puesto que no posee efectos contraindicados.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!