No deberías limpiar tus oídos con hisopos por esta razón.

Nunca más pongas hisopos en tus oídos, es un gran error y aquí les dejamos saber por que. El oído es una área muy sensible y delicada, y así como tal, debes tomar muchas precauciones antes de limpiarlos por ti mismo.

Si no tomas precauciones al limpiarlos, esto podría traer como consecuencia problemas de audición o infecciones.

Lo mas preocupante es que muchas personas todavía están aplicando los viejos conceptos a sus prácticas de limpieza. Pero de lo que no se dan cuenta es de que los resultados son alarmantes.

Los cotonetes o lo que muchas personas conocen como hisopos de algodón no son tan seguros como parecen para limpiar tus oídos, lo mas alarmante es que muchas personas no saben que los médicos y profesionales de salud han tratado de impedir que la gente se limpie los oídos con hisopos de algodón por años.

La realidad es que no deberías meter ningún objeto puntiagudo en tus canales auditivos. Existe una alta probabilidad de dañar el tímpano. Comúnmente, la gente termina empujando el exceso de cera profundamente en el canal auditivo, lo que conduce a bloqueos y problemas de audición.

El cerumen no es inherentemente sucio. Es importante reconocer que el cerumen o cerilla, se produce naturalmente por las glándulas en tus oídos y es saludable tener un cantidad normal de cera presente en el oído.5

Con grandes propiedades antibacteriales, la cerilla sirve como parte del sistema de defensa del cuerpo, limpiando y lubricando los canales de los oídos. Antes de limpiar los oídos, es muy importante saber cuando deberás limpiarlos. En muchos de los casos, los oídos se limpian a sí mismo y la suciedad es arrojada hacia las aberturas de las orejas, así como se puede apreciar en la imagen.

Incluso hay algunas personas que nunca pueden necesitar limpiar sus oídos, esto seria determinado por la genética en gran parte o en la mayoría de los casos. Pero en otras personas la cera se podría acumular, aquí es cuando es importante limpiar sus oídos pero con mucha precaución.

Así que no debes usar hisopos de algodón. El cerumen se produce específicamente en la parte exterior del canal auditivo, lejos del tímpano. Entonces cuando se produce bloqueos de cera, por lo general es por que la persona ha estado usando un hisopo de algodón para limpiar su oído.

Mientras mas profundo insertes el hisopo de algodón, más probabilidad tendrás de sufrir daños o tendrás una probabilidad mucho mas alta de una obstrucción.6

Los hisopos no son del todo malos, sin embargo, podrías utilizarlos para limpiar de forma segura alrededor del área del oído, sin meterlos en el canal auditivo.

Para limpiar las cavidades internas del oído, hay una serie de remedios casero que son mucho mas seguros y simples de realizar. Una solución muy simple es la salina un método simple y eficaz para poder eliminar la gran acumulación de la cera. Simplemente aplica unas gotas, deja que actúe por unos cuantos minutos y retire el sobrante de la mezcla.

Usa agua calentada a temperatura corporal antes de intentar esto.

  1. Mezcla una cucharada de sal en medio vaso de agua tibia.
  2. Moja un algodón o utiliza un gotero para tomar la solución.
  3. Acuéstate de lado y deja caer unas gotas en el interior de tu oído.
  4. Permanece en esa posición de 3 a 5 minutos.
  5. Repite con el otro oído.
  6. Quita el cerumen con un pañuelo o trapo limpio.

Aceites. Unas cuantas gotas de aceites de bebés, aceite mineral o aceite específicamente formulado para limpieza de la oreja también es seguro y eficaz de utilizar para la limpieza interior de los conductos del oído.

Agua oxigenada. Este antiséptico también es efectivo para quitar cerumen o cera.

Si estos métodos de limpieza no son suficientes para ti y sigues sufriendo de muchas acumulaciones de cera, aun puedes encontrar muchos métodos adicionales los cuales puedes tomar en cuenta.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!