La inteligencia se hereda de los genes de la madre, no del padre ¡Científicamente comprobado!

Cuando se trata de fincar responsabilidades para saber por qué los niños son más altos, más guapos, más responsables o más inteligente, siempre salimos al quite; pero no se hable del genio, de lo chillón o cualquier característica negativa porque entonces sí se lo queremos atribuir a la pareja.

Este es el cuento de nunca acabar, casi podríamos decir que se ha vuelto como una tradición asociar los hijos con los padres y las características de esto; sin embargo, lo que sí es un hecho es que el carácter y la personalidad se forman hasta que cumplimos alrededor de 18 años.

Lo que posiblemente a algunos padres no le parecerá muy gracioso son los resultados que arrojó un reciente estudio acerca de quién determina la inteligencia de los niños; ellos saltarán y dirán que es su culpa, que son los responsable de tener un niño o una niña tan inteligente. ¡Pues no, señor!

Según con este estudio, son las mujeres quienes determinan la inteligencia del bebé, esto porque los genes de la inteligencia se encuentran en el cromosoma X, y no sólo eso, los doctores Horst Hameister y Ulrichzechner, de la Universidad de Ulm, Alemania, determinaron que “las mujeres tienden a ser mejores en general en las pruebas de cociente  intelectual, que en promedio están en alrededor de 100 puntos, mientras que los hombres tienen un promedio de 99 puntos”.

La investigación al estudiar genes relacionados con daños cerebrales, encontraron que muchos de estos genes se hallaban en cromosoma X. Estos genes están relacionados con la memoria y terminaciones nerviosas en el cerebro.

La base científica de este asunto reside en la existencia de “genes condicionados”. En concreto, algunos genes condicionados solo se activan si proceden de la madre. En caso de que este mismo gene sea heredado por la vía del padre, no se activa.

Aunque esto de los genes condicionados y el valor de los genes de las madre en el desarrollo cerebral no es tan nuevo. En 1984 la Universidad de Cambridge hizo varias investigaciones con roedores, tras las cuales lograron concluir que los genes de las madres o de los padres se concentran en diferentes partes del cerebro.

Los genes por la parte del padre están más presente en el lado emocional que está relacionado con funciones de supervivencia como el alimento, sexo y agresión. En el córtex cerebral relacionado con la funciones cognitivas más complejas, no encontraron genes del padre.

En Escocia, la investigación de otra estudio reveló que el coeficiente intelectual de la madre también influye de manera determinante en el CI de un niño.

Si el CI de la madre es alto, es muy posible que el de su hijo también lo sea, en base a una entrevista a casi 13 mil niños para conocer sus antecedentes familiares.

El ambiente también influye

Además, una investigación de la Universidad de Washington demostró que un lazo fuerte entre la madre e hijo también ayuda al desarrollo físico del cerebro. Durante varios años siguieron de cerca la relación entre varias madres e hijos.

Los niños que recibían los estímulos correctos para sus necesidades afectivas e intelectuales a los 13 años tenían un hipocampo 10% más grande que el del resto. Esta zona del cerebro está relacionada con la memoria, el aprendizaje y la repuesta al estrés.

¿Qué porcentaje de la inteligencia se hereda?

¿Realmente se hereda la inteligencia?¿En qué proporción es así? Se suele hablar de que entre un 45 y 55 por ciento de la inteligencia viene escrita en los genes.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!