Remedios caseros para eliminar los callos.

Unos de los problemas más comunes con nuestros pies son la formación de callos, durezas y el cansancio.

El callo se forma con el fin de simplemente proteger nuestra piel. Se trata de parches de piel engrosada e insensible que se forma a lo largo de los puntos de presión del piel, tales como los talones, los dedos y la zona óseas. En muchas ocasiones los callos suelen ser dolorosos y otras veces no duelen pero de todas manera no queremos tener esa piel endurecida.

Remedios para los callos

Una muy buena opción es remojar dos tajadas de cebolla en vinagre de vino por un periodo de 4 horas. A las 4 horas se ponen las rodajas de cebolla sobre los callos y se envuelve el pie con plástico de cocina y se ponen los calcetines. Este remedio es recomendable hacerlo antes de acostase por que debe dejarse durante toda la noche. Al día siguiente se raspa el callo con piedra pómez.

Ingrediente: 1 diente de ajo y aceite de oliva (15 ml).

¿Qué debo hacer?

Machaca el diente de ajo con el aceite de oliva y cubre el callo con la mezcla. Tapa con una gasa, venda o paño y déjalo que actúe toda la noche. Retira por la mañana, sin embargo, sin enjuagar. Repite todos los días hasta que el callo desaparezca.

Si eres de las personas que padecen de diabetes o problema circulatorios deben consultar con un profesional antes de tratarse el callo por si mismo.

Remedio casero para la durezas

Lo más común es que la dureza se te forme en los dedos de los pie. Las durezas son áreas de piel engrosadas con un centro duro y son dolorosas.

Un buen remedio casero para las durezas es el aceite de ricino. Otro remedio es atar una rodaja de limón en la zona afectada usando un vendaje y dejárselo toda la noche. Repetir durante la semana.

Una muy buena opción y natural es frotar la dureza con gotas de aceite de limón, luego cúbralo con plástico durante 15 minutos.

Manera natural de aliviar los pies cansados

A veces vamos de vacaciones a descansar y regresamos más agotado de lo que nos fuimos. Especialmente si vamos a conocer, entonces lo más probable es que vas a caminar mucho.

Recetas casera para aliviar los pies cansados

Ingredientes: Bicarbonato de sodio, 1 cucharada sopera de sal, 10 gotas de esencia de lavanda.

Preparación y uso: Prepare dos recipientes, uno con agua caliente y otro con agua fría y eche un poco de ingredientes en cada uno. Después alterne metiendo los pies primero en el agua caliente y después en el de agua fría.

POST REPLY

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!